Reconocimiento a la Labor Campesina

Hoy nos encontramos frente al reto más importante que haya vivido nuestra generación, el COVID-19 nos ha permitido revelar la fragilidad de nuestra sociedad y la dependencia que tenemos de un sistema que exhibe todas sus debilidades para proteger, sanar y alimentar a la creciente comunidad humana.

Esta también ha sido una oportunidad para retar a la conciencia de las personas frente a temas como la conservación del medio ambiente y a la necesidad e importancia de migrar hacia sistemas de producción limpios y sostenibles, así como a la importancia de la producción de alimento.

Puesto que el campo es el que abastece de comida a las ciudades y las ciudades son consumistas y producen servicios de otra índole, el campo ha cobrado gran protagonismo en las últimas semanas.

 

El Campo y nuestros campesinos se han convertido en uno de los grandes héroes del momento, puesto que si el alimento no llega a las ciudades, la crisis sería aún mayor; por eso hay que crear conciencia de la importancia de los sistemas productivos de alimentos desde el campo para la cuidad.

Hoy hemos querido expresar una voz de reconocimiento al actor principal del campo: el campesino, a través de las palabras de Giovanni Téllez Serrano.

El campesino , fuma, bebe, echa cuentos, apuesta, pelea, sostiene siete hijos, dos esposas, siembra yuca, maíz plátano ,cacao , caña, recoge, ordeña cincuenta vacas desde las dos de la mañana, sabe silbar, le habla a los perros y ellos le ladran a él, hay uno que lo sigue a todo lado, nunca se jubila, no tiene EPS y no sabe que es eso, no le afecta la altura, va sin protector solar, reconoce un aguacate maduro sin apretarlo, tiene una uña larga para pelar mandarinas, a ojo sabe cuánto pesa un bulto, y con mirar y darle una vuelta sabe cuánto pesa el marrano y la vaca, puede manejar hasta ocho caballos al mismo tiempo y se sabe el nombre de treinta y seis, porta un machete listo para dar machete y nunca ha dado machete, no necesita los dientes de adelante ni para reírse, no se sabe el nombre de los nietos, tiene la receta de la natilla sin caja, no sabe bailar pero baila, no le da guayabo, se sabe ciento cuarenta y dos groserías, ha visto al diablo, sabe quién es bruja, tiene un poco de brujo, no se quema con el café hirviendo, se despierta antes de que el despertador suene, cambia relojes, no lo tumba una gripa, camina desajustado, su teléfono celular panela casi nunca tiene señal y cuando la tiene nunca suena, saluda unas cincuenta y dos veces al día, repite saludo y se despide tres veces, sus pantalones son dos tallas más grandes y nunca se le caen, habla duro hasta para contar un secreto, se sabe atajos para llegar mas rápido, sabe cuando va a llover y falla menos que el IDEAM, sabe espantar la lluvia y para los truenos, no le afecta el gluten ni la lactosa de la leche no pasteurizada, la cafeína no lo desvela, reconoce a los muchachos malos, y a las malas muchachas, sabe llamar gallinas, baja naranjas sacudiendo las ramas, espanta males con un escapulario, escucha a.m. monofónico, no da likes, no sale bonito en las fotos pero tiene una pintura donde sale increíble con su esposa, se sabe dos chistes y los repite, de datacrédito no sabe que existe, escucha noticias, cree en las noticias, sabe para qué sirve la ruda y el paico con el que purga a sus hijos y nietos, el ángel de la guarda nunca lo ha desamparado, le dice doctor a cualquier h**p*, no sabe cambiar la llanta de un carro pero le hace, no le gustan las camas blanditas, Coca Cola solo en ocasiones muy especiales, cerveza siempre y si está caliente no importa, ve de noche sin lamparita, no lo pican los zancudos, ha comido tortuga, iguana, jara. chucha y culebra y todo eso le sabe a pollo, no sabe cuando es festivo y tampoco por quién votar. 

 

No existe nadie más bonito que un campesino de mi tierra colombiana.

 

Vivan los campesinos, que en esta cuarentena nos muestran lo que valen …De no poder exportar, ni importar comida vimos la importancia de recuperar el agro colombiano y apoyar al campesino o estaríamos en las ciudades muriendo de hambre.

 

De que sirve la plata y el oro si no saben a nada y ni quitan el hambre mejor que la yuca ?

 

 

 

Giovanni Téllez Serrano.

Abogado UMNG

La Hacienda Ceylan en una empresa agrícola productora de café, plátano, banano, baby banana, aguacate, mango, naranja Tangelo, mandarina Arrayana, limón Tahití, guanábana y papaya.

 

Viotá es el municipio número 1 de la Provincia del Tequendama como abastecedor de alimentos para Bogotá, Fusagasuga, Girardot , Tocaima , Mesitas de El Colegio y La Mesa